17th December, 2015 / No Comments

Si pasas por Barcelona en Navidades tienes que conocer algunas tradiciones navideñas de nuestras fiestas. Si sigues el refrán ‘allí donde fueres haz lo que vieres’ deberás traer una pieza de ropa interior roja, comer ‘neulas’, comprar un caganer o dar bastonazos al tió. ¡Felices Fiestas!

Ropa interior roja para Fin de año

No se trata de una tradición exclusiva catalana, pero ya hace años que se ha impuesto y ahora para la última noche del año el rojo toma el protagonismo. El origen se remonta a tiempos medievales donde se prohibía el uso del rojo en las vestimentas. Este color se asociaba al demonio, a la sangre y a la brujería, pero también es símbolo de vida. Es por esto último que la gente quería llevar una pieza roja, ya que creían que traía buena suerte. El hecho que sea la ropa interior era para esconderse de las prohibiciones de la época.

Ya sabes en Fin de año: ropa interior roja y a comer 12 uvas al son de las 12 campanadas.

Lo más dulce de la Navidad: turrones, mazapanes, el roscón, polvorones

navidad2

Si tienes la suerte de comer en Nochebuena, Navidad, Sant Esteve o cualquier otra fecha señalada en nuestra tierra, acuérdate de dejar un rincón para los postres que no son pocos. El rey de estas fiestas sin duda es el turrón, hay multitud de variedades pero los más tradicionales son los de Alicante (duro) y el de Jijona (blando). Si te quedas con ganas de más dulce tienes mazapanes, polvorones y mantecados.

En Catalunya también es tradición comer ‘neulas’ o barquillos después de las comidas de Navidad. Hay gente que se las come bañándolas en la copa de cava, y es habitual que los niños se coman una tras otra sin parar.

Y el día de los Reyes Magos, para poner fin a todas esas grandes comilonas, se acaba con el roscón de reyes. Una tradición muy antigua  que empezó con tortas redondas con higos, dátiles y miel. Y que se ha convertido en una masa de bizcocho con fruta escarchada, cabello de ángel o nata según el lugar, y sobre todo con un par de sorpresas en su interior. Esperamos que te toque ser el rey de la fiesta, y no saques la haba o te tocará pagar.

El caganer y el caga tió

En este caso hablamos de tradiciones navideñas  catalanas, y ambas pasan por ser un tanto peculiares. Por un lado, es habitual en los pesebres de las casas catalanas buscar donde se esconde la figura del ‘caganer’. Se trata de un individuo, agachado, con las nalgas al aire y satisfaciendo sus necesidades fisiológicas. Si pasas por algún mercado de Navidad no te olvides de llevarte uno.

Y la otra tradición es para el día de Navidad, donde los pequeños de la casa cogen un bastón y dan golpes a un tronco con la cara pintada. Durante los días previos a la Navidad han ido alimentando al tió, para cuando llegue el 25 de diciembre les cague regalos. Sin duda se trata de una tradición diferente.

Con esta lista ya estás preparado para vivir unas Navidades como uno más en Barcelona. ¡Felices Fiestas!

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Leave a Comment